[Viaje a N.Y.] Distrito Financiero, Brooklin y Staten Island

01 Oct [Viaje a N.Y.] Distrito Financiero, Brooklin y Staten Island

Good morning everybody! Son las 8:44 hora local del día 1 de octubre. Ayer llegamos a la 1:30 de la madrugada al hotel tan cansados que no tuve fuerzas para postear, pero lo hago ahora.

Nuestro primer día en Nueva York fue completísimo. Todo comenzó en el metro, camino a Manhattan, cuando tres negros se subieron, empezaron a gritarnos algo y de repente se pusieron a cantar a tres voces “In the jungle” y a pasar una gorra por todo el metro. Impresionante como cantaban.

Llegamos al City Hall Park y al salir a la superficie ya se nos dobló el cuello de lo altos que son todos los edifcios. Nos íbamos a sacar la primera foto cuando vimos una ardilla (la primera de cientos, porque las hay por todas partes, como las palomas en España). Desayunamos en un Starbucks, como manda la tradición y descubrimos que nuestro plan para ir a la zona de compras (Soho, Tribeca, Chinatown y Little Italy) se había frustrado porque…tantatachán, ayer y hoy es festivo en el estado de Nueva York, así que todo cerrado hasta mañana jueves. Decidimos entonces hacer la ruta de la zona financiera.

Bajamos hasta Wall Street y nos sacamos fotos con los brokers comiendo en las escaleras del Federal Hall mientras un montón de reporteros de todas las cadenas estaban esperando, con un gran despliegue de medios, los resultados de la bolsa.

Un poco más abajo llegamos a Battery Park y un chino nos hizo una caricatura de los seis juntos. No nos parecemos en nada al dibujo, pero eso lo descubrimos al acabar. Cinco dollars por cabeza y un dibujito de seis personas desconocidas, jeje.

Llegó la hora de comer y lo hicimos en un Panini & Co. pegado a la Zona Cero. Desde el cristal podíamos ver el hueco y los miles de obreros y grúas reconstruyendo el lugar. Por la tarde fuimos al Pier 17 (antiguo embarcadero de Manhattan) donde nos sacamos fotos con el puente de Brooklin de fondo.

Rober y Juan, perdón, Robert y John, querían montar en helicóptero sobrevolando Manhattan y dicho y hecho. Cuentan que la experiencia es impresionante y tenemos un video que lo demuestra! Mientras, las chicas y el acojonado, que vengo siendo yo, nos quedamos tomando un coffee frente al río Hudson.

Cuando atardecía cogimos el Ferry a Staten Island y al llegar, ya de noche, nos encontramos con una señora muy amable (imaginaos a la típica cincuentona vestida estrafalariamente, soltera y con miles de gatos en casa) que nos dijo que no nos quedásemos mucho tiempo allí, porque no había nada que ver, solo drug dealers. Eso si, nos dijo, si queréis buen crack este es el mejor sitio. Total, que nos escapamos corriendo de nuevo al Ferry para volver a Manhattan.

Eran las 8 de la tarde y decidimos que aún no estábamos lo suficientemente cansados así que optamos por cruzar el puente de Brooklin andando (una pateada) y cenar en Grimaldi, el restaurante italiano al que iba siempre Frank Sinatra. Cenamos “de pinga” y cogimos el metro. Supuestamente tardábamos una hora en llegar, pero nos pasamos de parada y entre viajes de ida y venida llegamos a la 1 de la mañana al hotel. Un día completito y muy divertido.

Por cierto, la gente es muy amable, sobre todo los negros, según Fa, que habla con todos los que se encuentra. Todos se paran a indicarte lo que les preguntas y te dan coba.

Hoy también es festivo y además caen unas gotas de agua. Todavía no sabemos exactamente lo que haremos, pero entre las opciones están visitar la Casa de Galicia e ir a un musical de Broadway, quien sabe. Os lo cuento en el próximo post.

No Comments

Post A Comment