Viaje a UK, día 5: Gente lista

09 Jun Viaje a UK, día 5: Gente lista

Oxford

Hoy ha sido un día de mucha carretera otra vez, pero el último al volante del Focus gris. Hemos salido temprano de Monmouth rumbo a la ciudad de los listos, Oxford. Tardamos mucho en llegar, por la lluvia y el tráfico, pero mereció la pena.

Os sonará extraño, pero no entramos en ningún museo, ninguna facultad, ningún monumento famoso ni nada. Simplemente llegamos, comimos, paseamos un poco y nos tomamos un capuccino en una cafetería. El caso es que no me hizo falta entrar en ningún sitio para darme cuenta de que Oxford tiene que ser un lugar fantástico para vivir y estudiar. Se respiraba cultura en cada esquina. Por todas partes veías alumnos con su traje de graduación (es obligatorio que lo lleven para realizar exámenes) y profesores con toga. La arquitectura, casas bajas, facultades y museos con columnas enormes, y el color marrón mezclado con el gris del cielo, aderezado con lluvia, no se…me pareció el Santiago de Compostela inglés.

Miento cuando digo que no entramos en ningún sitio. Lo cierto es que entramos en una librería…y que librería! La más grande que he visto en mi vida. 160.000 libros en tres plantas gigantescas, con una cafetería interior y montones de empleados gustosos de atenderte. Me dejó flipado y pensé en que esto sería el paraíso de la gente que lee igual que respira.

Hicimos bromas sobre lo lista que parece la gente de Oxford…»Mira, ahí va un listo! Que listo!! Ponga un listo de Oxford en su grupo de amigos y elevará el coeficiente intelectual global de la pandilla…»

Salimos de Oxford con lluvia y llegamos a Londres con el cielo azul. El Focus gris nos dijo adiós desde la puerta del garaje de la empresa de renting y nos lanzamos de nuevo al añorado metro looking for el nuevo hotel, en el que estaremos tres noches.

Se trata de una guest house en la zona de Chelsea y aunque es un pelín peor que los anteriores, no está nada mal (para ser Londres). Como teníamos tiempo, una parte de la comitiva salimos por la tarde a hacer un tour rápido por la zona centro y vimos, en dos patadas, el Big Ben, el río, el pirulo este corporativo y banquero y  Trafalgar Square.

Por cierto, en Trafalgar Square estaban proyectando en una pantalla gigantesca opera, y la plaza estaba completamente abarrotada de jovenes y viejos, escuchando calladitos la función. En España esto está al a orden del día, ¿verdad?

Todavía no tengo planificado que haré mañana, pero uno de mis objetivos es ir a la BBC. Ya se que soy un friki, pero si en NY estuve en la NBC, no puedo dejar de intentar pasarme por la sede de la tele inglesa.

Os cuento en el próximo post.

No Comments

Post A Comment