[Viaje a N.Y.] Compras, regateos y Hip Hop

04 Oct [Viaje a N.Y.] Compras, regateos y Hip Hop

Y el día de las compras llegó. Comenzamos el día en Tribeca, una zona residencial careira pegadita a los rascacielos. Desayunamos por allí y seguimos una ruta que nos llevó por dos de los tres restaurantes de Robert de Niro. Nos sacamos unas fotos con Robert (el nuestro, no el de Niro, que no estaba, jejeje) y seguimos hasta el Caos, digo, Chinatown.

Fue muy divertido regatear con chinos, indios, negros, marroquís y demás familia. Todos saben lo mínimo que necesitan para entenderse con españoles: hablar de dinero. Lo mejor es que les preguntabas cuanto costaba una cosa y te decían una cantidad, y a continuación te decían “Por ser tu te lo dejo en tanto” como si fueran un anuncio de la radio. Al final conseguías las cosas por menos de la mitad del precio inicial. All Star Converse, pelucos, perfumes y ipods falsos pasaban por delante de nuestros ojos.

Lo malo es que hubo una redada y no había demasiados puestos ilegales. Eso si, por la calle, cada cinco pasos, un chino o un negro te decían: “Sir, rolex? Rolex?” Los tenían en los bolsillos!

Llegamos a la Plaza de Confucio donde los chinos jubilados se pasan las horas jugando al ajedrez chino y las chinas jubiladas al poker. Vamos, como en Galicia con el tute y la brisca.

Del bullicio de Chinatown pasamos a los buenos olores de los ristorantes italianos de Little Italy, pero nos propusimos ir a comer a otra zona, por una recomendación. Cogimos el metro y nos plantamos en Greenwich Village, en busca del Corner Bristo, donde sirven “las mejores hamburguesas de todo Nueva York”. No se si son las mejores, pero si las que más te rompen la mandíbula de lo gordísimas que eran.

En el Village flipamos. Todos coincidimos con que sería el sitio donde viviríamos si tuviéramos oportunidad. Imaginaos un barrio enorme de casitas de dos plantas pegadas unas a otras, de esas con la escalinata para subir, con calles estrechitas y sin mucho tráfico, árboles, farolas y tranquilidad. Y por supuesto, a cinco minutos del meollo manhattiano.

Serpenteamos por las calles de esta zona hasta llegar a la esquina de Bedford con Grove (tenemos un dominio de hablar de calles como los neoyorquinos que quita el sentido) donde está el edificio que salía en los exteriores de Friends. No es más que una fachada, pero había un montón de gente sacándose fotos (que probablemente luego montarán en un video con la canción de Friends de fondo, como está mandado). Nos hicimos la típica foto friends que podéis ver y seguimos adelante.

A media tarde el grupo de separó. Por un lado Pili, Rober, Juan y María se fueron al Soho a continuar con las compras y por otro Fa y yo quedamos con unos parientes de Fa para tomar algo por el Village. Nos llevaron a un restaurante español, jeje, y comimos pulpo y jamón serrano. Que gustazo! Y luego nos llevaron a una cervecería donde supuestamente hay todas las cervezas del mundo, incluída Estrella Galicia. Nos llevamos una desilusión al comprobar que había cambiado de dueños y la única cerveza española que había era la Alhambra. Nos dieron a probar una cerveza inglesa muy buena y una alemana.

Nos encontramos con el resto de la expedición a la hora de cenar. Cenamos en una pizzería que nos habían recomendado donde las porciones eran tan grandes como las que comían las tortugas ninja.

Al acabar de cenar decidimos volver al Village, donde hay un ambiente genial lleno de locales de música en directo y monólogos. Nos metimos en un local donde iba a comenzar un concierto de hip-hop y nos tomamos una cerveza mientras escuchábamos y tratábamos de entender algo de las canciones. Muy buen rollito por esta zona. Nos quedamos con ganas de volver esta noche para tomarnos más de una y más de dos.

Ah! Se me olvidaba. Encontramos un garito que se llama “¡Ostia!” regentado por españoles. Espero que podamos volver hoy por ahí y hablar con ellos.

Hoy, por cierto, toca Times Square y alrededores. Nos hemos levantado más tarde porque ayer llegamos a las tantas. Tocará pasar por el Empire State aunque como dice Rober, lo único malo del Empire State va a ser que no se ve el Empire State, jeje.

Y por último, Wonder, de parte de la delegación americana del grupuko: FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!

No Comments

Post A Comment