Tuteando al Presidente de la Xunta

02 Nov Tuteando al Presidente de la Xunta

Hace unas semanas actué en la Gala del XX Aniversario de COGAMI, en el Palacio de Congresos de Galicia, delante de mil y pico personas. Fue una actuación breve, de unos 10 minutos, en la que hice un pequeño monólogo y canté una cancioncilla especialmente creada para la ocasión.

La gala la presentó Manuel Manquiña (todo un profesional) y entre el público invitado había muchas personalidades, incluídos alcaldes, algún ministro y el señor Presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijoo.

La verdad es que no estoy acostumbrado a escenarios tan grandes ni a tanto público de traje y corbata y los nervios previos me estaban dejando el estómago como una calle de Faluya, pero al final todo salió genial.

Pocos minutos antes de salir a escena, se me ocurrió una pequeña locura y cambié mi introducción por algo que no sabía si encajaría bien o no. Ese «algo» fue invitar al Presidente de la Xunta a mi próximo cumpleaños, para tomarnos un bocata de nocilla y jugar a la Play. Para ello, salí a escena, saludé al público y me dirigí al presi con estas palabras: «Alber, estás invitado a mi próximo cumpleaños. Habrá bocadillos de nocilla y si te portas bien, te dejaré jugar a la Play.»

Todo el público estalló en una carcajada y a mi se me calleron los gallumbos virtuales al virtual suelo. El resto de actuación (ya he dicho que fue breve) fue un camino de rosas y al finalizar llegó el momento de saber como había ido todo.

Todo el mundo me felicitó y los comentarios, incluso de parlamentarios del congreso, fue generalizado: «Hiciste bien metiéndote con el Presidente».

¿Porqué cuento todo esto? Pues porque me encanta hacer lo que hago, me encanta hacer reir, me encanta subirme a cualquier tablao, sea grande o pequeño, y conseguir que la gente se lo pase bien. Es una droga, y se que mis colegas cómicos comparten esa sensación. Hay noches malas, noches buenas y noches inolvidables.

Y esa noche, la noche en la que tuteé al Presidente de la Xunta, fue una de esas grandes noches que recordaré siempre y que meto en el mismo cajón de las grandes actuaciones en pequeños locales de gente genial que guardaré siempre entre mis mejores recuerdos. ¡Que me quiten lo bailao!

No Comments

Post A Comment