Tratar de tú o tratar de usted

05 Sep Tratar de tú o tratar de usted

Fecha de emisión: 04/09/2013

Muy buenos días, gente despierta. Ayer comenzaba esta sección presentándome y hoy me gustaría contarles una de las grandes decisiones que tuve que tomar a la hora de dirigirme a ustedes. La decisión, la gran decisión, era: ¿Me dirijo a los oyentes de tú o de usted?

Y es que tratar de tú o tratar de usted es una de esas cosas en la que nunca estamos seguros. Por ejemplo, si nos encontramos al Rey ¿Lo tratamos de tú porque es campechano o lo tratamos de usted porque es un rey?

Aunque hay veces que lo tenemos muy claro. Por ejemplo, si nos encontramos a la reina sabemos que tenemos que tratarla de usted, porque a mí la reina me tiene pinta de ser muy seria y me sale tratarla de usted.

Eso es otra forma de verlo: Tratar de tú indica cercanía o apertura y tratar de usted indica respeto. ¿Quiere eso decir que si tratas de tú no tienes respeto por tu interlocutor?

Por cierto, si tratar de tú es tutear; entonces…¿Tratar de usted es ustedar? Aunque eso suena a un indio apache muy respetuoso jugando a las cartas con un español: Usted, dar, hau!

Yo tuteo a mis amigos, a mi familia y a los políticos. Bueno, a los políticos no los trato de tú ni de usted, porque no son muy accesibles, pero entre ellos los políticos se tratan de usted. Y se llaman unos a otros señorías, excelentísimos señores y cosas así muy rimbombantes. Con lo bonito que sería que en el parlamento se quitasen las corbatas y se tuteasen. Ya que se insultan y se desacreditan unos a otros, ¿no sería mejor hacerlo sin tanto respeto?

Porque ahora dicen cosas como: “Señor Presidente, con todos mis respetos, eso que ha dicho es una soberana tontería.”

¿No suena un poco descafeinado? Debería decir algo como: “Mira Presi, cállate la boquita, que estás más guapo.”

Ahí aprendimos mucho del rey y su famoso “¿Porqué no te callas?” al difunto Hugo Chavez. Por eso se dice que el rey es muy campechano, porque manda callar a los dirigentes tuteándolos.

En mi caso he decidido tratar a los oyentes de esta sección de usted porque…bueno, porque, porque tiré una moneda al aire y salió al azar. Sinceramente, creo que ustedes se merecen todo mi respeto. En cambio, yo no merezco el suyo, así que cuando me vean, tratenme de tú. Solo les pido una cosa, no me hagan lo mismo que Don Juan Carlos y no me manden callar.

Les dejo con una reflexión matutina: ¿A quien se le habrá ocurrido hacer las patatas de bolsa onduladas y porqué? ¿Saben diferente por ser así? ¿No es mucho más costoso ondular patatas que freirlas sin ondular?

Que tengan un buen día.

Podcast, minuto 32:00.

 

No Comments

Post A Comment