Si la vida fuese un musical

05 Abr Si la vida fuese un musical

Fecha de emisión: 14/10/2014
Minuto: 31:20

Buenos días, queridos despiertos. No se si les pasa a ustedes, pero yo no podría vivir sin música. Diría que tengo una banda sonora para cada momento del día y creo que todo lo que ocurre en el mundo debería llevar una música asociada.

¿Se imaginan que viviésemos dentro de un musical de Broadway? Muchas veces voy por la calle tarareando alguna canción y me imagino que de repente, todos los transeuntes se unen a mi y empiezan a bailar y cantar en una coreografía impresionante. Salen músicos por las ventanas, bailarines de los garajes y los semaforos son luces de escenario.

Desde el panadero hasta los policías que dirigen el tráfico, todos bailando al compás. Y justo en el momento álgido de la canción, explosiones, confeti y un gran aplauso y de golpe, todo el mundo se para y vuelve a sus quehaceres como si nada.

Sí, se lo que están pensando. ¿A este tío lo dejan salir de casa? Pues sí, aunque luego no me dejan entrar.

El caso es que la música hace que las cosas sean más intensas y creo que podríamos buscar una banda sonora para cada acontecimiento importante, tanto los personales como los de interés general.

Por ejemplo, para los escándalos de corrupción, quedaría genial la canción de “money, money, money” de ABBA, o mismo “María de la O”. Sí, ¿Que porqué? Pues por lo de “mardito parné”. Aunque la que más pega con la corrupción es “A quién le importa” de Alaska, porque parece que a pesar de todo lo que vemos, seguimos tranquilos sentados en nuestro sofá.

Para el conflicto Catalán, pues depende de como termine todo, pero la banda sonra estaría entre “Adios con el corazón que con el alma no puedo” y “vuelve, a casa vuelve, por Navidad”.

En cuanto a la crisis, yo creo que la canción ideal es la de “si yo fuera rico” del Violinista en el Tejado, o “Derroche” de Ana Belén. Para los bloques de hormigón de Gibraltar pegaría “Bajo el mar” de La Sirenita. Para el paro juvenil la de “adiós papá, adiós papá, consiguenos un poco de dinero más”. Para las sesiones de control al gobierno “había una vez un circo” y así hasta cansarnos, queridos despiertos.

Y finalmente, creo que la mejor canción para despedir este diario de hoy es “Hoy puede ser un gran día” de Serrat. Ahora me voy y como les digo siempre…

Que tengan un buen día.

 

No Comments

Post A Comment