Llegó el otoño

15 Nov Llegó el otoño

Fecha de emisión: 24/09/2013
Minuto: 30:00

Muy buenos días, gente despierta. Hemos entrado de lleno en el otoño, esa estación de rima fácil que no haré por decoro. Los árboles empiezan a desnudarse y el sol ya tiene ganas de ponerse una rebequita. El otoño durará lo que tarde en llegar el invierno, que rezaba el maestro Sabina. Y ya que vamos a estar tres meses con él, vamos con algunas directrices para sobrevivir a esta estación de comienzos y finales.

Por ejemplo, en otoño comienza la temporada televisiva y los que somos muy seriéfilos nos volvemos locos con la nueva programación. Tratamos de esquivar como podemos los realities y los programas del corazón, pero parece que este año están a todas horas y en todos los canales. Mi recomendación es que vean televisión a la carta, que hay mucha y muy variada o que hagan algo tan poco ortodoxo como leer un libro, pero ojo, intenten que sea un libro que no hayan leído todavía.

Además en otoño hay que volver a la rutina del trabajo, los que trabajan, claro. Volver a aguantar a los compañeros que odiamos, suspirar por las compañeras que no nos hacen caso, soportar a los jefes, o tomar ese café de máquina que sabe tan mal pero que nos sirve para desconectar cinco minutos de las tediosas tareas… El síndrome postvacacional, ese malestar general de nuestro cuerpo cuando nos incorporamos de las vacaciones, es realmente por culpa del café de máquina, ¡no nos engañemos!

En otoño arranca la liga, el mundial de fórmula uno, las motos y todos los deportes que tienen una continuidad hasta el verano siguiente. Yo estoy encantado de poder practicar todos esos deportes desde el sofá de mi casa y he de confesar que tras cinco horas pegado a la tele viendo la fórmula uno, acabas cansado, muy cansado.

El otoño es una buena época para empezar proyectos nuevos y hacer balance de lo que ha sido el año hasta el momento. Si hemos sido lo que hemos querido o si hemos sido lo de siempre. Es el momento de empezar proyectos nuevos, como un programa de radio en la madrugada de radio nacional, o una de esas colecciones absurdas que hay en los kioskos como las mini soperas de colección, que son tan grandes como útiles.

En fin, queridos despiertos, abracen al otoño que viene frío y con ganas de achuchones. Denle una oportunidad. Puede que parecezca una estación de colores apagados, sin demasiado calor como el verano ni demasiado frío como el invierno. Puede que parezca una estación triste o melancólica. Pero piensen en el otoño como esos tres meses de paz entre la odiosa canción del verano y los puñeteros villancicos del invierno. Disfruten mucho de cada momento de este trimestre, empezando por ahora mismo.

Que tengan un buen día.

 

No Comments

Post A Comment