La paradoja del hombre precavido

09 Jul La paradoja del hombre precavido

Dicen que hombre precavido vale por dos. Por tanto, un hombre precavido jamás podría cruzar un puente por el que solo se pueda pasar de uno en uno. Pero, y hete aquí la paradoja: si el hombre precavido aún sabiendo esto se atreve a cruzar el puente, será capaz de cruzarlo porque dejará de ser precavido y por tanto, pasará de nuevo a valer uno.

Claro que el hombre precavido habrá sopesado esta posibilidad así que es posible que en el fondo, a efectos de la verdad de un refranero, siga siendo precavido y por ende, sigue valiendo por dos. La pregunta es: ¿Cómo reaccionaría la física del puente? Dependerá de si el puente en su fuero interno decide decantarse por una verdad u otra. ¿Quién sabe? Al fin y al cabo, puente precavido vale por dos.

 

Nota aclaratoria: Esto estaba escrito en un folio de mis apuntes de la carrera. Probablemente lo escribí en alguna de aquellas interminables tardes-noches de estudio en las que muchas veces uno perdía la concentración y su mente se iba por derroteros inescrutables. 

No Comments

Post A Comment