[Diario de un despertador] El planeta Jorge

21 May [Diario de un despertador] El planeta Jorge

Fecha de emisión: 21/10/2013
Minuto: 33:00

Buenos días, gente despierta. Siguiendo una nueva máxima que acabo de inventar: nunca se levantarán sin saber una cosa más. Así que hoy me dispongo a ilustrarles un poco en el maravilloso mundo de la astronomía contándoles que existe un planeta que todos conocemos que durante aproximadamente 40 años se llamó Jorge. Sí, Jorge. En honor al rey Jorge III, como todos ustedes saben.

¿Qué planeta se llamó Jorge? Se estarán preguntando. Pues el planeta Urano. Urano, no uraño, que aunque sea pequeño y frío, un planeta no puede estar malhumorado. La comunididad científica decidió cambiarle el nombre a Urano, más que nada porque desentonaba con los demás. ¿Se imaginan? Mercurio, Venus, La Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Jorge, Neptuno y Plutón. Sencillamente, no cuadraba.

El caso es que esta pequeña anécdota interplanetaria me ha dado que pensar. ¿Se imaginan que a ciertos objetos les cambiasemos el nombre por el de un personaje que le pegue más? Por ejemplo, a las televisiones de plasma las podríamos llamar Mariano. “Pepe, has visto el mando del Mariano?” Yo creo que no queda nada mal.

A los balones de fútbol yo los llamaría Messi, así en las retransmisiones deportivas sería muy gracioso escuchar a los locutores: “Messi con el Messi, Messi tiene el Messi pegado a los pies, Messi chuta el Messi y gooool”

Otra cosa divertida sería cambiarle el nombre a prendas de vestir. Por ejemplo, a las camisas de cuadros las empezaría a llamar Jordis Évoles, a las camisas entalladas y con pocos botones las llamaría Jesuses Vázquezs y a los guantes blancos los llamaría… Urdangarines.

A la crema solar la llamaría Nuñez Feijoo y a la gomina…bueno, a la gomina la llamaría directamente “plantilla del Real Madrid”.

Más cosas, por ejemplo, a las tijeras las llamaría Montoros, a los brotes verdes los llamaría Salgados y a las cejas frondosas las llamaría Jose Luises.

Pero hay más, mucho más, a las peinetas las llamaría Maria Dolores, o mejor, Bárcenas, aunque serían peinetas diferentes.

A los tanga los llamaría Rappel, a las mochilas las llamaría Pocholos, y al confetti lo llamaría Ana Matos, así todo junto. A la ciencia la llamaría Punset y a las cocinas las llamaría Chicotes, bueno, a las cocinas sucias.

Y así podría seguir hasta cansarme o hasta cansarles a ustedes, cosa que no quiero que ocurra nunca. Una más de propina, a la radio…la seguiría llamando radio. Que tengan un buen día.

 

No Comments

Post A Comment